Imualandia - La experiencia de Van Gogh en Sevilla - Imualandia
Sígueme en:
Creatividad, Excursiones/Escapadas

La experiencia de Van Gogh en Sevilla

El pasado fin de semana nos escapamos un día a Sevilla para visitar la exhibición Van Gogh Alive, situada en el Pabellón de la Navegación en la Isla de la Cartuja. Después de recorrer más de 30 ciudades en 4 continentes ha venido por primera vez a nuestro país.

No queríamos perdernos esta oportunidad única de acercarnos de manera diferente a su emblemática obra. En esta entrada os contaré nuestra experiencia personal.

La exposición se titula Van Gogh Alive – The Experience y ha sido diseñada por la empresa Grande Exhibitions. Esta empresa está especializada en la creación, diseño y producción de grandes exhibiciones internacionales itinerantes creando experiencias multisensoriales.

Pero antes de enseñaros más sobre nuestra visita quiero compartir con vosotros esta lista de reproducción con la música que aparece en el vídeo multimedia sobre la obra de Van Gogh. ¡Dadle al play y os sumergiréis de lleno en esta especial experiencia!

Cuando entras en la exposición te encuentras una sala con diferentes obras de Van Gogh y su explicación correspondiente. Además de diferentes paneles donde te explican las diferentes etapas de la obra de este gran artista. Es cierto que esperas encontrarte alguna obra original del pintor pero tanto las imágenes como las explicaciones te ayudan a introducirte en el mundo del artista.  Así puedes conocer mejor su obra y luego poder disfrutar más aún de la experiencia multimedia.

Pero… ¿quién es Van Gogh? Hay pocas personas en el mundo que no conozcan a este gran pintor holandés. Fue autodidacta y comenzó a pintar tarde, con 27 años. En los 10 años de su corta vida artística pintó unos 900 cuadros y realizó más de 1600 dibujos.

Cuando se trasladó a París tanto su obra como sus paletas de colores se transformaron. Se codeó con los artistas del impresionismo francés y aprendió de ellos las nuevas teorías sobre la luz y el tratamiento divisionista de los tonos.

A continuación pasamos a la sala multimedia donde viviríamos una experiencia multisensorial.

Allí nos esperaban unas pantallas gigantes,  columnas ¡y hasta el suelo!, donde se proyectarían más de 3000 imágenes de Van Gogh. Dichas imágenes estaban sincronizadas con piezas de música clásica dándole un carácter más dramático. Junto a las imágenes de sus obras aparecían de vez en cuando frases del artista holandés.

 

“No es el lenguaje de los pintores, sino el lenguaje de la naturaleza lo que uno debería escuchar… El sentimiento propio de las cosas, en la realidad, es más importante que la sensación que transmite una imagen”.

 

Aquí una de sus obras más emblemáticas, “Los girasoles”.

Desconocía la influencia del arte japonés en la obra de Van Gogh. Realizó réplicas de grabados japoneses.

Otra de sus obras más importantes es “La habitación”. En esta pintura plasma el lugar donde vivió en Arlés.

Pero mi cuadro favorito de Van Gogh es “La noche estrellada”. Ver esta obra proyectada en numerosos formatos y a tan gran escala fue mágico. Parecía estar inmersa dentro de la misma pintura. Te sientes minúscula e insignificante y a la vez inmensa e infinita…

 

“Sueño mis pinturas y luego pinto un sueño”.

“A menudo pienso que la noche está más viva y más rica de colores que el día”.

 

En la foto aparece la siguiente frase “Prefiero morir de pasión a morir de aburrimiento”. Van Gogh era un artista que amaba el arte con pasión.

Y sentirte observado por los diferentes retratos que se hizo… Parece que te miran directamente y sus ojos quieren contarte algo.

Después de ver el vídeo, que tiene una duración aproximada de media hora, fuimos a la zona infantil. Había una mesa con papeles y colores para pintar pero lo más llamativo son sus paredes. Están pintadas con pintura de tiza ¡así que los niños (y también los mayores) podían pintar sobre ellas!

Mi hijo mayor pintó su propio cielo lleno de soles.

En esta foto aparece toda mi familia en acción.

Yo también quise dejar mi pequeña huella en sus paredes.

Luego pasamos a la zona para pintar los adultos pero mis hijos también probaron a dibujar sobre los caballetes.

En esta sala se proyectaban vídeotutoriales de cómo dibujar la figura humana, un retrato, un paisaje…  podías coger papel y lápiz y situarte en un caballete para seguir los pasos que te indicaban.

Ellos creaban sus propias obras de arte.

Y yo intentaba seguir los pasos de los tutoriales atentamente.

En la entrada/salida de la exhibición había una recreación de la habitación de Van Gogh.

Aquí termina nuestra visita. Ha sido una experiencia especial y diferente. Para mí es uno de mis artistas favoritos y no quería perderme esta oportunidad de acercarme a su obra desde otro punto de vista. Hay que probar nuevas experiencias artísticas.

 

“¿Qué sería la vida si no tuviéramos el valor de intentar cosas nuevas?”

 

Quizás la entrada a la exhibición pueda resultar algo cara pero aún así la recomiendo, sobre todo a los amantes de los cuadros del pintor holandés y del arte en general. Algo positivo es que tienen precios especiales si van varias personas y los niños menores de 7 años no pagan entrada.

La sala inicial puede resultar algo escasa pero el trabajo realizado en la exhibición multimedia es notorio. Lo recomendable es ver la proyección varias ocasiones desde diferentes puntos de vista. Hay puffs sobre el suelo para que puedas sentarte cómodamente y disfrutar más aún de la experiencia. Así podrás sumergirte en su obra y descubrir el secreto de sus pinceladas. Hay que saborear las imágenes y deleitarte en cada detalle para sacarle el máximo jugo.

A los niños les gustó mucho. El vídeo puede resultar largo para los niños más pequeños pero les encantó la zona infantil y poder pintar en las paredes y dibujar sobre caballete. Mis hijos pequeños me han dicho que quieren volver para pintar allí y uno de ellos no para de dibujar girasoles. Los niños pueden sorprendernos con su creatividad y con su capacidad de absorción. Toda experiencia creativa es positiva para ellos y ésta es una de ellas.

Os dejo un vídeo con un resumen de lo que podéis ver allí. En Sevilla estará hasta el domingo pero quizás tengáis suerte y próximamente visite la exhibición vuestra ciudad.

 

“No puedo cambiar el hecho de que mis cuadros no se vendan. Sin embargo, el tiempo hará que la gente reconozca que mis cuadros valen más que el valor de las pinturas utilizadas en él”.

 

¡Tenía toda la razón! Seguro que nadie de su época lo creería. Durante toda su vida Van Gogh sólo vendió un cuadro y pudo “malvivir” gracias a su hermano Theo. La importancia de su obra creció  y el reconocimiento en la historia del arte después de su muerte. ¡Ojalá hubiera podido verlo! ¿O quizás sí lo ha podido ver? Uno de mis capítulos favoritos de Doctor Who visitan a Vincent Van Gogh y lo llevan al Museo D´orsay para ver sus propias obras. ¡Es tan emocionante! A veces me sonrío pensando que quizás fuese así y de allí procedía su locura… y también su genialidad.

Espero que la información os sea útil y os haya gustad. ¿Qué os ha parecido? Vuestros comentarios son siempre bienvenidos.

Comparte en:
Leave a comment
Previous Post Next Post

Te puede interesar ...

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.