Imualandia - Cómo hacer un móvil de hojas para Halloween - Imualandia
Sígueme en:
Creatividad, Manualidades

Cómo hacer un móvil de hojas para Halloween

Estos días estamos imbuidos del espíritu de Halloween. Te puede gustar más o menos esta fiesta de origen anglosajón pero hay que reconocer que los niños disfrutan mucho disfrazándose y haciendo manualidades de diverso tipo.

Cuando piensas en Halloween lo primera imagen que se te viene a la cabeza es una calabaza. Durante los últimos años hemos comprado una y luego la hemos decorado. Pero este año quería hacer algo diferente.

¿Quién no tiene en casa hojas de otoño que los niños han traído de sus paseos? Nosotros recogimos muchas a la espera de hacer una manualidad especial y ésta ha sido la ocasión perfecta para usarlas.

Con las hojas hemos realizado un móvil para Halloween de lo más terrorífico con fantasmas, calabazas y murciélagos. A continuación os explicaré cómo podéis hacerla y así pasar un rato divertido con vuestros hijos.

¿Qué materiales necesitais para empezar?

  • Muchas hojas (si pueden ser de diferentes clases y tamaño mejor).
  • Pinturas. Nosotros hemos usado las pinturas MÅLA de Ikea.
  • Pinceles.
  • Una paleta,  un plato de plástico también puede servir.
  • Un vaso con un poco de agua.
  • Un rollo de cocina. Es importante tenerlo siempre a mano para arreglar los pequeños imprevistos que puedan surgir.

Es hora de ponerse a trabajar. Primero podéis pintar las hojas de color blanco para hacer los fantasmas. Colocadlas sobre una servilleta o cartón para no llenar la mesa.

Podéis pintarlas con la pintura más diluida o más densa, como queráis. Pero os aconsejo que sea bastante densa, porque en caso contrario hará falta darle otra capa de pintura.

Por otro lado hay que preparar otra paleta con los colores naranja y negro para las calabazas y los murciélagos, respectivamente.

Una vez hayáis pintado todas las hojas deberéis esperar a que se sequen bien. Nosotros esperamos un día pero no hace falta esperar tanto.  Ell siguiente paso es pintar las caritas a las hojas. Para ello, necesitáis un rotulador permanente negro.

Yo les dibujé las caras y ellos se encargaron de rellenar los huecos, en el caso de las calabazas.

Para hacer los fantasmas es mucho más sencillo, sólo hace falta hacer tres pequeños círculos, así que les dejé que lo hicieran solos. Siempre es bueno que tengan libertad creativa. El resultado lo tenéis en la foto de portada de este post. Y en la foto de abajo, tenéis un detalle de una de las hojas de calabaza imitando a Jack de “Pesadilla antes de Navidad”.

Así quedaron todas nuestras hojas de calabazas. Podéis dibujarles las caras que queráis.

Y por último los murciélagos. En esta ocasión usé unos ojos para que resaltaran de las hojas pintadas de negro. Os aconsejo pegar los ojitos con un pegamento mas fuerte tipo “Imedio”. El de barra no es lo suficiente fuerte y la capa de pintura que le habéis dado puede irse.

¡Nuestras hojas ya están listas! El siguiente paso es hacer el móvil donde colgaremos las hojas. Para ello necesitaremos:

  • Cuerda o Baker Twine.
  • Pajitas.
  • Tijeras para cortar el hilo.

Enrollad la cuerda o Baker Twine alrededor de dos pajitas para reforzar la base del móvil. Luego debéis cruzarlas y sujetarla con más cuerda. Y la base ya está montada. Para que el hilo no se vaya hacedle doble nudo y así no habrá problema.

También atamos las hojas con cuerda. Fijaos en el sentido de las caras pintadas para que luego la orientación sea correcta.

Para las hojas pequeñas he usado trozos de cuerda más cortos y para las hojas más grandes trozos mucho más largos.

En cada uno de los cuatro brazos del móvil podéis colocar dos o tres hojas. Podéis combinarlas como queráis, con diferentes diseños y tamaños. Os aconsejo que las hojas estén situadas a diferentes alturas para que se vean mejor y no se choquen.

Y para que el móvil sea perfecto equilibrad el peso de las hojas. ¡Y ya está terminado!

Para esta segunda fase quizás os tengáis que encargar vosotros de hacerlo si vuestros hijos son pequeños. Pero siempre podéis contar con su opinión y que os ayuden a cortar la cuerda, elegir las hojas…

¡Una manualidad diferente para Halloween para pasar una tarde de miedo! Ya véis que se pueden hacer actividades muy divertidas más allá de la calabaza. ¿Qué os ha parecido? Vuestros comentarios son siempre bienvenidos.

Comparte en:
Leave a comment
Previous Post Next Post

Te puede interesar ...

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.