Sígueme en:
Creatividad, Manualidades

Cómo hacer un sombrero de árbol de Navidad sin coser

La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella la Nochebuena, disfrutar de reuniones familiares y también las vacaciones de los más pequeños. Os propongo una actividad que podéis hacer con ellos y con la que disfrutaréis en familia.

Cuando pensamos en gorro de Navidad, lo primero que se nos viene a la cabeza es un gorro rojo de Papá Noel. ¿Sabíais que en un principio era verde? Pero esa es otra historia… Nosotros hicimos un sombrero de árbol de Navidad y sin coser. Si no sabéis coser no os preocupéis, no hace falta. A continuación os explicaré cómo hacerlo.

Para hacer el sombrero necesitaréis los siguientes materiales:

  • Fieltro verde para el árbol,
  • Fieltro amarillo para la estrella,
  • Bolas pompón de diferentes colores para los adornos del árbol,
  • Cenefa de lentejuejas o cintas de colores vivos, plata o dorado como guirnalda del árbol,
  • Tijeras,
  • Pegamento o Pistola de Silicona.

Lo primero que hay que hacer es el cono con el fieltro verde. Os voy a enseñar un truco para que salga perfecto.

En la parte de arriba, justo en el centro, colocáis un hilo o cuerda que os guiará para hacer la línea de la circunferencia. Si es para un niño pequeño no necesitáis que sea tan grande el ancho del cono. Mientras más grande sea el niño (o si es para un adulto) más amplia será la superficie del cono para el sombrero.

Una vez recortado el fieltro pegáis con el pegamento o pistola de silicona (lo que tengáis a mano) por las líneas rectas del fieltro. Si los niños son más grandes pueden recortar el fieltro verde. En caso de niños más pequeños hacedlo los papás.

¡Es el momento de decorar nuestro cono de fieltro para convertirlo en un árbol de Navidad!

Coged la cenefa de lentejuelas o cualquier cinta que tengáis. Pegamos uno de los extremos en la punta del cono y luego id dando vueltas alrededor de él. Por cada vuelta de la cenefa he pegado en dos puntos (por delante y por detrás) para que se quedara adherida al sombrero. No hace falta pegar toda la cenefa para no pringar todo de pegamento o silicona.

Ahora toca pegar los pompones. Nosotros elegimos pompones pequeños pero podéis elegir unos que son más grandes o incluso mezclarlos. Los colores y la cantidad os los dejo a vuestra elección.

Dejad que los más pequeños participen pegando los pompones y eligiendo sus colores favoritos.

¡Y por último la estrella! Los niños más grandes pueden dibujar su propia estrella y recortarla ellos mismos. Si no, los papás ayudareis a los más peques en su realización. Finalmente la pegamos en la cúspide de nuestro árbol. Y ¡voilá!

¡Ya tenemos listo nuestro sombrero de árbol de Navidad! Con él disfrutaréis estas fiestas disfrazándose, cantando villancicos, haciendo fotos  o simplemente pasar un buen rato… ¡Es un sombrero que da mucho juego!

Otro uso para este sombrero es usarlo de árbol de Navidad en vuestro Belén. En la foto de abajo veis cómo queda en nuestro nacimiento. Y como no podía ser de otra manera, con libros ilustrados de fondo.

Espero que os haya gustado esta manualidad y os animéis a hacerlo con vuestros hijos. ¡Os deseo a todos una Feliz Navidad! Espero que disfrutéis mucho rodeados de la gente que queréis. Un abrazo grande desde el blog de Imualandia.

Comparte en:
Leave a comment
Previous Post Next Post

Te puede interesar...

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies