Imualandia - Harry Potter: The Exhibition. - Imualandia
Sígueme en:
Excursiones/Escapadas, Libros

Harry Potter: The Exhibition.

Anoche se celebró la Harry Potter Book Night y nosotros recordamos nuestra fugaz visita a Madrid para ver Harry Potter: The Exhibition.

Esta exposición ya la han visitado más de 4 millones de personas y ha pasado por las ciudades más relevantes de todo el mundo. Esta es la primera vez que llega a España y es la Feria de Madrid, IFEMA, el lugar donde se ha dispuesto la exhibición. En ella se pueden encontrar desde objetos, vestuario y atrezzo, hasta criaturas que aparecen en las películas de Harry Potter.

En casa somos fans de Harry Potter desde que se publicaron los libros por primera vez. Luego no nos perdimos ninguna de las películas. Ahora con nuestros hijos las hemos visto de nuevo y el mayor de ellos  ha comenzado a leer los libros: ha nacido una nueva generación de seguidores. A continuación os hablaré más sobre la exhibición y os daré mi opinión sobre la misma.

Justamente en la entrada de la exposición nos encontramos el Ford Anglia Volador que llevó a Ron y a Harry a Hogwarts en segundo curso. Al lado de la Puerta de Alcalá también expusieron otro coche idéntico. Ese coche era una réplica, en cambio el que vimos en la exhibición era el coche original que usaron en la película.

Una vez dentro nos dieron la bienvenida. Nos sentimos como un nuevo alumno al entrar a Hogwarts por primera vez. De entre todos los visitantes sólo unos pocos serían elegidos para ponerles el Sombrero Seleccionador. ¡Mi hijo mayor fue uno de los afortunados! Tuvo mucha suerte, aunque unas gafas redondas como las de Harry Potter también ayudaron… Podéis ver en la foto su cara de felicidad. Y cómo no, el Sombrero lo seleccionó para la casa de Gryffindor.

Después vimos una selección de algunas escenas de las películas de Harry Potter, para ayudar a sumergirnos en el mundo mágico que creó J. K. Rowling. Y seguidamente nos recogieron del Expresso de Hogwarts para comenzar nuestra visita.

En la exposición se pueden diferenciar diferentes zonas:

1. El interior de Hogwarts.

Comenzamos por las habitaciones de Harry y Ron con sus posesiones más preciadas. Además de los objetos más característicos de otros personajes.

Y no podían faltar parte de las aulas donde se impartían las clases en la escuela de magia. Como las mandrágoras de la clase de Herbología de la Sra. Sprout.  A los peques les encantó poder sacar estas criaturitas de las macetas.

También se quedaron fascinados con los experimentos de la clase de Pociones.

2. Zonas exteriores al castillo.

Salimos del colegio y fuimos al campo de Quidditch. Allí pudimos lanzar una auténtica pelota Quaffle. A los niños les encantó esta zona. Mi hijo mayor es un gran aficionado del baloncesto así que no paró de encestar durante todo el rato que estuvimos allí.

Y si hablamos de Quidditch no podemos olvidar la Copa del Mundo de este deporte mágico. “El evento más mágico  del año”, como dice esta banderola que aparece abajo.

Ni la indumentaria de los diferentes equipos de Quidditch. Aquí tenéis el uniforme del equipo de Gryffindor.

¿Y quién vive fuera del castillo de Hogwarts? Nuestro querido Hagrid. Su casa es uno de los escenarios mejor recreados de la exhibición.

También pudimos ver algunas criaturas del Bosque Prohibido, como Backbeat, el hipogrifo.

3. Sala de las fuerzas oscuras.

Aquí aparece todo lo relacionado con las fuerzas oscuras, desde dementores y mortífagos hasta los horrocruxes de Voldemort. La exposición estaba poco iluminada, pero esta sala es aún más oscura que el resto. Así que pocas fotos pude hacer allí, además a los peques les dio un poco de miedo. Os dejo la foto del peón de ajedrez.

Además del cartel de “Se busca” del Ministerio de Magia de Bellatrix Lestrange, gran villana de Harry Potter.

4. Salón comedor.

Antes de entrar en el Gran Salón Comedor nos encontramos los decretos de de Dolores Umbridge.

PRECEPTOSUMBRIDGEWMA

Justo al lado estaban las puertas de entrada al Gran Salón Comedor. Como fuimos en fecha prenavideña, todo estaba decorado para la ocasión.

En esta sala hay un batiburrillo de elementos expuestos: desde vestimentas de los personajes en la boda de Bill Weasly y Fleur Delacour, como los trajes del baile de Navidad con motivo del Torneo de los Tres Magos.

También pudimos ver “El caliz de fuego”, donde echaron sus papeles los participantes del “Torneo”.

Los niños se quedaron embobados con las chuches de HoneyDukes en Hogsmeade. ¿Quién no quiere una rana saltarina de chocolate? Ñam!

Y le tienen un gran cariño al personaje de Dobby. Hasta los pequeños lo reconocieron de inmediato.

Y no podían faltar las “Reliquias de la Muerte”: la varita de saúco, la piedra filosofal y la capa de invisibilidad.

Estos son sólo unos pocos objetos de toda la variedad que había allí. En el comedor eché en falta las mesas para poder sentarse. Así hubiera sido mas auténtico.

A continuación os hablaré de lo mejor y lo peor de nuestra experiencia de la exhibición.

  • Lo peor de la exhibición.

Había demasiada gente y no podías ver bien las cosas. A pesar de que el acceso a la exposición estaba organizado en franjas de media hora para evitar aglomeraciones, había que hacer cola para ver las cosas.

Hay poca luz en la exposición. Una iluminación adecuada puede darle un halo de misterio pero quizás va más allá y puede ser un impedimento para ver los objetos mejor. Nosotros íbamos con niños pequeños y les da miedo la oscuridad. Y al igual que nosotros había muchos más visitantes con niños.

Todo es caro. Desde la entrada, el guardarropa, si quieres audioguía o foto de recuerdo y cualquier producto de la tienda. Por ejemplo, en las entradas había packs para familias de 2 adultos y 2 niños, ¿pero qué pasa si hay 3 niños? Las familias numerosas no cuentan en este tipo de descuento.

  • Lo mejor de la exhibición.

Las partes interactivas: las mandrágoras, el lanzamiento de las Quaffles de Quidditch y la casa de Hagrid. Nosotros volvimos sobre nuestros pasos y repetimos las dos primeras. ¡Los niños no se cansaban de sacar mandrágoras y lanzar Quaffles!

Y si eres fan de Harry Potter no te lo puedes perder. Es una oportunidad de acercarte al mundo mágico creado por J. K. Rowling. Bajo estas líneas aparezco junto al cartel de Sirius Black, uno de mis personajes favoritos.

A pesar de estas valoraciones algo negativas a nosotros nos gustó mucho. Sólo hago esta crítica de manera constructiva, quizás la exhibición mejoraría si la franja de acceso fuera de 45 minutos y hubiera más cosas interactivas. Cuando ves estos objetos revives momentos de la historia y sientes que eres parte de ella y de su mundo. Recomiendo su visita si eres un auténtico fan del mundo mágico de Harry Potter, abstenerse incrédulos de la magia e indecisos.

Para los que aún no la habéis visto, aún estáis a tiempo. Estará en Madrid hasta el 2 de abril. Y os doy un consejo: mientras más temprano vayáis mejor, habrá menos gente y podréis ver la exposición más tranquilamente.

¿Y tú? ¿Crees en la magia? Yo creo. Doy por concluido este post. ¡Travesura realizada!

Comparte en:
Leave a comment
Previous Post Next Post

Te puede interesar ...

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.