Sígueme en:
Creatividad, Juegos de Mesa

El Monstruo de colores. Ganador del Juego Infantil Malacitano 2019

¿Quién no conoce a “El monstruo de colores”? Este libro de Anna Llenas es todo un clásico de la literatura infantil. Y ahora ha dado el salto al mundo de los juegos de mesa de la mano de Josep M. Allué y Dani Gómez gracias a la editorial Devir, que han sabido adaptarlo sin perder nada de su esencia.

Este juego de mesa se ha convertido en ganador del premio Juego Infantil Malacitano 2019, otorgado por Cuéntame un Juego y Lex Ludi en el Festival Internacional de Juegos de Córdoba.

A continuación os contaré cómo jugar y nuestra experiencia personal. Si queréis conocer más sobre este gran juego de mesa os animo a seguir leyendo.

El libro “El monstruo de colores”

El libro de Anna Llenas cuenta la historia de un monstruo que se levanta un día raro y confuso. No sabe bien qué le pasa. Se ha hecho un lío con las emociones y una niña le ayudará a distinguirlas, separarlas y meterlas en unos bote. Esto le hará sentir mejor.

“El monstruo de colores” se ha convertido ya en todo un clásico de la literatura infantil y es genial para introducir el tema de la inteligencia emocional a los niños.

A cada emoción se le asocia un color y esto le facilitará a los niños la comprensión e identificación de sus propios sentimientos.

  • Amarillo es la Alegría.
  • Azul es la Tristeza.
  • Rojo es la Rabia, el Enfado.
  • Negro es el Miedo.
  • Verde es la Calma, la Tranquilidad. Lo que nos hace sentir bien.

El juego “El monstruo de colores”

Josep M. Allué y Dani Gómez han sido los encargados de adaptar el libro en juego de mesa. No era tarea fácil porque debía contener toda la esencia de libro pero lo han conseguido con creces.

En principio es un juego infantil especialmente indicado para los niños más pequeños. La edad recomendada para empezar a jugar es de 3 años.

Las figuras del juego son grandes y los troquelados son gruesos. Están adaptados para las manos de los niños más pequeños, para que así sea fácil su manejo.

Las partidas pueden durar unos 20 minutos aproximadamente. La capacidad de atención de los niños pequeños en tan temprana edad aún es limitada, por ello las partidas no pueden ser demasiado largas, si no, perderían el interés.

Pueden jugar de 2 a 5 jugadores y es un juego cooperativo. Esto les ayudará a trabajar en equipo para ayudar a “El monstruo de colores” y solucionar su lío de emociones.

Componentes

Las figuras de “El Monstruo de colores”: el monstruo y la niña. Los jugadores deberán desplazarlas por las diferentes zonas del tablero para ayudar al monstruo a solucionar el lío de emociones que tiene.

El tablero. En él hay seis zonas de diferentes colores. Cada color está asociado a una emoción, exactamente igual que en el libro. Y en cada una de ellas se coloca la ficha del color correspondiente de dicha emoción. Estas fichas son las que después se colocarán dentro de los frascos.

El dado. En él aparecen el número 1, el 2, una espiral y la niña. Explicaremos qué significan cada uno de ellos en el siguiente apartado.

Los frascos. Se colocan sobre unos estantes o vitrinas junto al tablero. Allí se meterán las fichas que los jugadores consiga.

Hay ocho frascos en total, uno para cada emoción y tres frascos donde las emociones están mezcladas o echas un lío. Se colocan “de espaldas” (para no ver su contenido) al azar en las vitrinas.

¿Cómo se juega?

Los jugadores comienzan en la zona Rosa-Amor del tablero. Es el punto de partida para mover al monstruo de colores y la niña por las diferentes zonas del tablero.

La finalidad del juego es llevar todas las emociones y ponerlas en su frasco correspondiente. ¿Cómo lo conseguimos? Tirando el dado.

  • Si sale 1 movemos el monstruo una casilla.
  • Si sale 2 lo movemos dos casillas.
  • Si sale el remolino podemos situarlo en la zona del tablero que queramos.
  • Y si sale la niña la desplazamos donde esté el monstruo de los colores para ayudarlo.

Al desplazar el monstruo por la diferentes zonas del tablero tendremos que decir alguna situación o alguna cosa que nos cause esa emoción. Por ejemplo: si caigo en la zona amarilla o Alegría diré algo que me ponga alegre, como por ejemplo, jugar con mi familia a juegos de mesa.

Después de explicar nuestra emoción insertaremos la ficha en uno de los frascos. Pero ¡cuidado! el color de la ficha debe coincidir con el del frasco. Debemos acertar dónde está el frasco que necesitamos. Si no lo conseguimos la ficha volverá al tablero. En el mismo ejemplo de antes, después de decir qué me causa alegría tomo la ficha amarilla y debo encontrar el frasco amarillo.

Si acertamos, estamos un paso más cerca de ganar la partida, si no acertamos dejamos el frasco de nuevo “de espaldas” e intentamos recordar el color que aparece en él para más adelante cuando necesitemos encontrarlo.

En caso de meter la ficha en un frasco “garabato” permanecerá al descubierto y como el monstruo de colores está confundido cambiamos de lugar dos frascos en las vitrinas.

Si desvelamos los tres frascos con el lío de emociones tendremos que empezar de nuevo la partida.

Para impedir que esto pase, podemos ir en busca de la niña para ayudarnos. Así le daríamos la vuelta a uno de los frascos del lío de emociones y recordamos su situación para no cometer el mismo error. Y obtendríamos un turno extra.

Otra opción sería que al tirar el dado saliera la niña. De esta manera también podríamos dar la vuelta a los frascos garabato.

Si al desplazar al monstruo de colores a una zona ya hemos conseguido meter la ficha de esa emoción en el frasco no pasa nada. Es otra oportunidad para expresar esa emoción y luego podemos colocarlo en la zona rosa del amor o salida. Seguidamente volveremos a tirar el dado.

BENEFICIOS

Desarrollarán su memoria visual: tienen que recordar dónde están los frascos que irán apareciendo a lo largo de la partida.

Cooperación: todos los niños deberán ayudar al monstruo de los colores a deshacer el lío de sus emociones.

Pero lo más importante es que le ayudará a expresar sus emociones. Este juego es una herramienta fundamental que ayudará tanto a padres como profesores a entender mejor a los niños y sus inquietudes y también viceversa, puede ayudar a los más pequeños a conocer a sus papás.

A primera vista la sencillez de su diseño y la mecánica del juego puede parece engañosa. Estamos hablando de un juego con un gran transfondo y una herramienta fundamental para el desarrollo de la inteligencia emocional y la expresión de las emociones por parte de los niños. Pero no sólo es útil para los más pequeños, también puede tener buenos resultados con adultos. Jugando podemos descubrir aspectos que desconocíamos de familiares y amigos y ayudarnos a comprender a los demás mejor.

Al final de las instrucciones aparece un Manual de uso para familias y educadores, que puede ayudar para tratar el tema de las emociones con los niños.

NUESTRA EXPERIENCIA

Nos encantan los libros infantiles y ya teníamos el libro de “El Monstruo de colores” en casa. Así que poder disfrutar de él ahora en formato de juego de mesa ha sido genial.

Siempre decimos que jugar en familia es pasar un tiempo de calidad con nuestros hijos disfrutando todos juntos y alejados de dispositivos electrónicos. Y si además nos ayuda a descubrir qué sienten nuestros hijos y ellos también pueden conocernos un poco mejor, la experiencia familiar será más enriquecedora.

Aunque es un juego pensado para los más pequeños también pueden disfrutarlo niños más mayores y los adultos. Y la edición que ha realizado Devir está super cuidada. ¡Lo recomendamos 100%!

CONCLUSIÓN

Cabe decir que cualquiera de los cinco finalistas al Juego Infantil Malacitano eran merecedores de ganar este premio. Cada vez hay un mayor número de juegos publicados dedicados a los niños y un mayor nivel. La selección ha sido difícil pero “El monstruo de colores” se ha alzado como digno ganador de este año.

Bajo estas líneas podéis ver el momento en el que se entregó el premio al autor del juego Josep M. Allué.

Es un juego imprescindible, que al igual que el libro de Anna Llenas, se convertirá en todo un clásico.

¿Qué os ha parecido “El monstruo de colores”? ¿Sabíais que existía además del libro el juego de mesa? Espero que haya sido de interés la información que os he dado. Me encantaría saber vuestra opinión. Ya sabéis que vuestros comentarios son siempre bienvenidos: nos ayudan a mejorar cada día.

Y para finalizar os dejo este vídeo de la editorial Devir sobre el juego.

Comparte en:
Leave a comment
Previous Post Next Post

Te puede interesar ...

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Política de cookies. Puede comprobar para mayor información nuestro Aviso Legal

ACEPTAR
Aviso de cookies